ELIGE SUB-SECCIONES en "El aborto y otros males"

Viernes, 16 de Diciembre de 2011 15:34

La raíz del aborto

WRITTEN_BY_MALE  HLI
Por el Padre Tom Dufner, de la Parroquia St. Nicholas
en el Estado de Minnesota, EE.UU.

Como cristianos y como católicos tenemos la tendencia de dedicar nuestro mayor esfuerzo a combatir el aborto, un mal verdaderamente terrible que ha causado la muerte de muchas vidas inocentes. Sin embargo, hemos combatido el aborto por casi 20 años sin mucho éxito. Creo que hay una buena razón por la que no hemos tenido mucho éxito en un asunto que está tan claro.

¿Ha salido usted a su patio cuando las flores silvestres han florecido? Puede divertirse cortándolas todas, ¿Pero cuánto tiempo pasará antes de que vuelvan a florecer? ¡Una semana! ¿Por qué vuelven a florecer tan pronto? ¡Debido a que usted no arrancó la raíz!

El aborto es como las flores silvestres. Es la flor de un problema más profundo. La flor, con todo lo terrible que es, no es más que el síntoma de un problema mayor.

¡La raíz del problema del aborto es la revolución sexual!

La revolución sexual comenzó en los años 60, trayéndonos un incremento en las relaciones sexuales premaritales, extramatrimoniales, la pornografía, el sexo como recreación, las violaciones, el SIDA y otras enfermedades venéreas. Las consecuencias a menudo han sido el divorcio, las familias separadas, los niños abandonados y la delincuencia juvenil, que hace que las calles ya no sean un lugar seguro. Todos éstos son síntomas de destrucción de las estructuras de la sociedad.

¿Qué hizo posible la revolución sexual? ¿Qué cambio tuvo lugar en los años 60 que trajo la revolución sexual, haciendo que ésta pasara de una actividad teórica de los pensadores utópicos a la práctica activa? ¡La anticoncepción! El aborto y muchos otros problemas son el resultado de una mentalidad anticonceptiva. La anticoncepción hizo posible la revolución sexual, proporcionándole a la gente la manera de hacer mal uso de su sexualidad y evitar el problema del embarazo.

Lo que me gustaría que usted hiciera hoy es pensar. Ponga esos cambios de la sociedad en perspectiva, observe las causas y efectos. ¿Nos ha hecho más felices el sueño utópico del sexo sin límites, y el habernos liberado del vínculo matrimonial? ¿Somos ahora una nación más fuerte y productiva? En otras palabras, hemos estado ensayando una receta utópica para la felicidad durante 30 años. ¿Nos ha dado resultado? ¿Es nuestra sociedad mejor hoy de lo que era en 1960? ¿Es nuestra moral igual que antes? ¿Son nuestros matrimonios igualmente sólidos? ¿Son nuestras calles más seguras que en 1960? Hemos recorrido un largo camino desde 1960, cuando el índice de divorcios era cerca de 5%. Hoy es del 50%.

Las relaciones sexuales prematrimoniales estaban más en el pensamiento que en la práctica. Las últimas estadísticas indican que más del 70% de los estudiantes de los últimos años de secundaria han estado activos sexualmente. La principal estructura de nuestra sociedad está siendo destruida debido al mal uso de la sexualidad. Todos esos problemas tienen sus raíces en la revolución sexual. La anticoncepción la hizo posible.

Jesús estuvo presente en las bodas de Caná, Él ama a las parejas casadas y al sacramento del matrimonio. Después de todo, "a través de Él todas las cosas fueron hechas", incluyendo el matrimonio y la sexualidad. Cuando los fariseos le preguntaban a Jesús acerca del divorcio Él decía: "en el principio ese no fue el camino". Cuando Jesús enseñó acerca del matrimonio, él siempre miró al principio, al Libro del Génesis, porque estamos supuestos a vivir y amar como en el principio.

Adán y Eva fueron hechos a imagen y semejanza de Dios. Dios es amor y vida al mismo tiempo, por lo tanto Él le dió a Adán y a Eva un acto muy sagrado para compartir el amor y la vida al mismo tiempo: el acto del amor conyugal. Este acto une el amor y la vida, marido y mujer. Jesús dijo: "Lo que Dios ha unido, que no lo divida el hombre". Esto se aplica no solamente al matrimonio, sino también al acto sexual a través del cual se renueva el matrimonio. La serpiente tentó a Adán y Eva para que quisieran ser como dioses. Ellos no estaban contentos con ser imágenes de Dios. Cuando mordieron la manzana perdieron la bendición de Dios.

La mentalidad anticonceptiva trata de jugar a ser Dios. Separa el amor y la vida rechazando la posibilidad de vida que tiene la sexualidad. Esta mentalidad nos dice: "determinaré el significado de este acto". Pero nosotros no podemos separar el amor y la vida, no podemos deshacernos de la posibilidad de dar vida, y pensar que podremos mantener el amor. Éste se corrompe durante ese proceso.

Amar significa dar de sí mismo. Lo opuesto al amor es usar a alguien. En el amor marital usted da todo a su esposa. Este amor dura toda la vida, es leal y abierto a una nueva vida. La mentalidad anticonceptiva parece amor, pero es egoísmo. El enfoque que al principio puede ser noble y altruista, termina dirigiéndose al placer y encerrando a la persona en sí misma. Esto daña el amor entre marido y mujer y a la relación. La pareja sufrirá pérdida de la intimidad, parecerá que el amor no llega a florecer. El enfoque de la persona hacia sí misma hace que ésta no esté dispuesta a sacrificarse, y podría llevar a buscar fuera del matrimonio otras relaciones que parezcan más satisfactorias.

¿Qué propone la Iglesia?

La Iglesia nos pide mantener unidos el amor y la vida. La Iglesia nunca nos dice cuántos hijos debemos tener. Nos llama a no rechazar la vida con ningún acto marital, sino a mantener el amor y la vida unidos, como Dios lo ha mandado.

La Iglesia Católica propone que usemos la planificación natural de la familia, la cual se basa en un conocimiento científico, acerca de la etapa fértil de la pareja. Las parejas son fértiles cerca de 7-8 días por ciclo y con la planificación natural de la familia pueden saber exactamente cuándo lo son, y utilizar este conocimiento para lograr o evitar un embarazo. La planificación natural de la familia no es solamente el método del ritmo. Unos amigos se casaron cuando todavía estaban en la universidad, y pospusieron tener un hijo por 5 años con el método de planificación natural. Cuando ellos decidieron tratar de concebir tuvieron éxito en el primer ciclo. ¡La planificación natural de la familia es efectiva!

Es también interesante señalar que en Polonia cada pareja que se casa toma un curso de planificación natural de la familia. En la diócesis de Cracovia antes de que el papa Juan Pablo II la dejara en 1978, existía una clínica de planificación natural de la familia en cada parroquia. Los norteamericanos estamos más inclinados a ser prácticos. Éste es uno de nuestros puntos fuertes. Quizás parezca que la anticoncepción es una forma más fácil de limitar el tamaño de la familia que la planificación natural de la familia. Pero no es lo mismo usar el tiempo infértil que querer hacer el tiempo infértil. ¡Ahí está la gran diferencia!

Los medios son importantes. Está claro que tener casa propia es una buena cosa, ¿verdad? ¿Pero podríamos nosotros justificar robar tiendas para conseguir el dinero para comprar una? El fin no justifica los medios.

Éste es un asunto delicado, lo sé, pero no tocaría este tema si no estuviera convencido de que es imprescindible. El aborto es la flor mortal de la revolución sexual y ésta se hizo posible debido a la anticoncepción. Por lo tanto, aunque debemos combatir el aborto, lo que nosotros realmente tenemos que hacer es reevaluar todas nuestras actitudes y comportamientos sexuales. Ésta es la forma de construir la familia, la iglesia, y la sociedad.

Yo no estoy tratando de hacerle sentir culpabilidad. Nos tomó 30 años o más llegar a tener todos estos problemas, nos tomará otro tanto resolverlos.

Me gustaría que usted pensara acerca de estos puntos en una forma espiritual. Ore sobre ellas. Tome clases de planificación natural de la familia. Éste es el camino para seguir a Dios. Ésta es la manera de conseguir paz en la familia y en la sociedad: manteniendo unidos el amor y la vida.



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia

Consecuencias del aborto

Enseñanzas de la Iglesia

  • La Iglesia Católica, el aborto y la política
    1. ¿Tiene derecho la Iglesia a pronunciarse sobre el aborto en el ámbito político? ¿No sería eso meterse indebidamente en la política por parte de la Iglesia?   Primero que todo, el aborto causa la muerte de un ser humano inocente. Y el deber y el derecho de la Iglesia…
  • Sobre los niños que mueren sin bautismo
    Comentario del padre Raniero Cantalamessa -predicador de la Casa Pontificia- a la liturgia del domingo de la Natividad de San Juan Bautista. Isaías 49, 1-6; Hechos 13, 22-26; Lucas 1, 57-66.80. Juan es su nombre En el espacio del XII domingo del Tiempo Ordinario, este año se celebra la Natividad…
  • Los católicos y la defensa de la vida humana
    Por la Conferencia Episcopal Española Puntos principales del documento Introducción: El Comité Episcopal para la Defensa de la Vida estaba persuadido de que la legislación en materia de aborto provocado viene a consentir una injustísima muerte de inocentes cuyas motivaciones principales son la comodidad, la ignorancia, la soledad y la…
  • Ampliada la definición del aborto
    A la luz de los nuevos fármacos y procedimientos quirúrgicos con respecto al aborto, de lo que sabemos acerca de la concepción y de las enseñanzas de la Iglesia Católica en lo referente a la santidad de la vida humana, surgió la pregunta de si "la definición legal que utiliza…
  • Aborto: Falacias y refutaciones a los argumentos de los "católicos" disidentes
    Aborto: Falacias y refutaciones ¿Cuál es la verdadera doctrina de la Iglesia Católica? Hay personas que se llaman "católicas" pero que no aceptan la doctrina de la Iglesia con respecto a la defensa de la vida humana ante el crimen del aborto e intentan confundir al pueblo católico sobre este…