You are here:Artículos y Documentos por Temas |Aborto|El aborto y otros males|El aborto: Arma de los racistas

ELIGE SUB-SECCIONES en "El aborto y otros males"

Viernes, 16 de Diciembre de 2011 15:40

El aborto: Arma de los racistas

WRITTEN_BY_MALE  HLI
Por Monseñor René Gracida,
Obispo de Corpus Christi, Texas

Aparentemente sin ningún recato de conciencia, algunos proponen abiertamente que la mejor manera de proteger la integridad económica, cultural, política y social de la nación, es cerrar las fronteras a nuevos inmigrantes y evitar el que continúen creciendo ciertos segmentos de la población, que tienen una tasa mayor de nacimientos. Actuando motivados por temores raciales, afirman que las tasas actuales de nacimientos de americanos de descendencia africana, asiática o hispana, harán que estos grupos sobrepasen en número a los antiguos grupos de inmigrantes que vinieron, principalmente de Europa.

Tal temor está realmente basado en una concepción falsa y racial de qué clase de americanos es la "más auténtica", como si alguno de nosotros pudiera sentirse más americano que los demás, basándose solamente en la raza u origen étnico.

Bajo el disfraz de preocupación por los pobres y analfabetos de nuestro país, grandes sumas de dinero y de recursos se están gastando tratando de convencer al pueblo americano de que el aborto es un método aceptable de control de la natalidad. Por añadidura, estos esfuerzos propagandísticos se han dirigido sistemáticamente a los pobres de nuestro país. Los datos demográficos demuestran que la pobreza en los Estados Unidos es sobrellevada principalmente por las minorías: afro-americanos, hispano-americanos, asio-americanos e indígeno-americanos.

En el corazón de estos cínicos esfuerzos está la idea reprensible, de que la mejor manera de vencer la pobreza en nuestro país, es enseñar al pobre, y a las minorías, cómo matar sus propios hijos. Existe una guerra en contra de los pobres que están teniendo hijos de las minorías.

Algunos proponen la esterilización forzosa de las madres que reciben ayuda económica del gobierno como solución a este problema. Otros, más "sofisticados y respetables" proponen que se les enseñe a las madres negras, asiáticas, morenas e indias, a abortar a sus hijos y que al hacerlo, ellas están ejercitando el derecho de la mujer a "escoger" lo que quiere hacer con sus órganos reproductivos.

Los obispos de los Estados Unidos afirmaron en 1973, que el orden justo de una sociedad requiere "que se ayude a crear aquellas condiciones en las cuales las parejas casadas puedan ejercer, sin presión material, física o psicológica, y responsablemente, la libertad de determinar el tamaño de la familia". Sin embargo, es increíble la presión psicológica que se ejerce sobre las mujeres minoritarias y pobres por parte de la élite partidaria del aborto, la cual moldea la opinión pública.

En la gran mayoría de los casos, a las mujeres indígeno-americanas, hispano-americanas, asio-americanas y afro-americanas, les parece que la mentalidad del aborto libre es reprensible y repugnante. Por lo tanto se están gastando millones de dólares en hacer una propaganda masiva para tratar de "re-educar" a estas personas para que piensen que el aborto no sólo es aceptable como control de la natalidad sino que además es lo que debe hacer la "mujer moderna y liberada", para liberarse de la esclavitud del hombre, la iglesia y la sociedad en general. Tal programa de "re-educación" es de inspiración racista puesto que considera inferiores las costumbres y valores de estas comunidades minoritarias, y ve como una amenaza al estilo de vida norteamericano, el aumento del número de miembros de estas minorías. Los que proponen esa "re-educación" presumen que la "moral moderna" subjetiva de algunos segmentos de la élite educada, es inherentemente superior a las culturas tradicionales de los asiáticos, los negros, los hispanos, e indígenas americanos.

Es ofensivo para la conciencia cristiana saber, que la vasta riqueza y recursos de esta nación están siendo usados más para promover el aborto que para dar comida y casa a los pobres. Es sencillamente simplista argumentar, que el tener menos niños "resolverá todos los problemas de pobreza, racismo e injusticia social".

Proponer que una menor cantidad de niños asiáticos, negros, hispanos e indígenas resolverá el problema de la pobreza, es eludir los verdaderos problemas que confronta nuestra nación, relacionados con la pobreza, la falta de hogar y el crimen en las calles. Tenemos los medios para proveer oportunidades de trabajo y de viviendas. La pregunta es si hay la voluntad de superar los obstáculos para usar bien esos medios.

Aparentemente la retórica de algunos que llevan a cabo abortos y de sus partidarios, se basa en el llamado "derecho de la mujer de matar a su hijo por nacer" pero en realidad el verdadero propósito es controlar y detener el crecimiento de la población de las minorías negras, morenas, rojas y amarillas. Es una tragedia que la "guerra a la pobreza" de los años sesenta, bien intencionada aunque mal dirigida, haya degenerado en la presente guerra a los niños de los pobres y de las minorías de nuestra población.

No podemos permanecer ciegos a la agenda política y racista que está escondida bajo la superficie de la propaganda que desarrollan los que realizan abortos, los partidarios del aborto y sus cómplices ignorantes. Charles W. Wollic, Ph.D., jefe del Departamento de Sociología de la Universidad de Syracusse, Nueva York, durante los años setenta, testificó ante la comisión del Crecimiento de la Población y el Futuro de América, lo siguiente:

"Debo afirmar categóricamente que muchas personas de la comunidad negra tienen serias dudas con respecto a cualquier programa de planificación familiar iniciado por blancos. Probablemente ustedes habrán oído, sin tomarlo en serio, que grupos militantes dominados por hombres negros recomiendan evitar el uso de anticonceptivos porque se los imponen a las comunidades negras como un método de exterminar a los negros.

La acusación de genocidio no es ni absurda ni infundada, como algunos blancos afirman. Tampoco se refiere sólo a los residentes del "ghetto", así sean activistas negros pobres o moderados de edad madura. Mis estudios en universidades predominantemente para blancos, indican que los jóvenes negros educados temen un genocidio de su raza.

Tales temores como los expresados por el Doctor Wollic no son absurdos, particularmente cuando consideramos la filosofía que inspiró a la fundadora de la organización que es la principal proveedora de abortos en los Estados Unidos: Paternidad Planificada (Planned Parenthood). Esa poderosa organización recibe del congreso muchos millones de nuestros impuestos para matar anualmente a los niños por nacer de las mujeres de grupos minoritarios. Margaret Sanger no ocultó sus ideas acerca de las minorías.

Margaret Sanger, la fundadora de Paternidad Planificada, predicó un evangelio de odio, proclamando la superioridad de la raza blanca anglo-sajona, a la cual ella pertenece con orgullo. En numerosas ocasiones ella a denunciado la "inferioridad" de los "esclavos", los "latinos" y los "judíos". Ella tampoco dudó en propiciar el abrir clínicas de aborto de su organización en vecindarios de población de inmigrantes. Es escándaloso que a poblaciones de minorías se les diga que ejerzan su "derecho" de matar a los niños por nacer, pero no se les dice que este "derecho" es para satisfacer los objetivos racistas de los que lo promueven.

El horror de la presente situación es que todos los temores de aquellos que promueven el aborto libre por razones racistas, están dirigidos a miembros más indefensos de la raza humana: los niños por nacer. Como el Faraón de épocas antiguas, que temía el aumento de la población hebrea en su reino, se intenta ahora controlar segmentos de la población matando niños.

Como Herodes, que temía perder su poder debido al nacimiento de Cristo, los proveedores/promotores de abortos racistas, buscan conservar su poder matando niños. Una vida humana es demasiado preciosa para sacrificarla a los prejuicios raciales y los temores político-sociales de unos pocos. Todavía el espíritu del Faraón y de Herodes ejercen su influencia en nuestra sociedad.

Grace Olivarez, miembro de la Comisión del Crecimiento de la Población y del Futuro de América, escribió su opinión en desacuerdo con el informe infame de esa comisión: "Los pobres piden justicia e igualdad a gritos, y nosotros respondemos con el aborto legalizado".

Traicionar, matar, o ser matado es una falla humana que no puede explicarse en términos del instinto de evolución, sino más bien tiene que explicarse en términos de temor, ambición de poder o de riqueza.

Nota: Este artículo es una traducción de un capítulo del libro Racism and Abortion, Carta Pastoral del Obispo Gracida. VHI tradujo e imprimió otra Carta Pastoral de este gran defensor de la vida, titulada Escoge la vida, no la muerte. Puede obtenerla de nuestra oficina en Miami por US$3.50.

Artículos y Documentos por Temas  » Aborto » El aborto y otros males » El aborto: Arma de los racistas



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia

Consecuencias del aborto

Enseñanzas de la Iglesia

  • La Iglesia Católica, el aborto y la política
    1. ¿Tiene derecho la Iglesia a pronunciarse sobre el aborto en el ámbito político? ¿No sería eso meterse indebidamente en la política por parte de la Iglesia?   Primero que todo, el aborto causa la muerte de un ser humano inocente. Y el deber y el derecho de la Iglesia…
  • Sobre los niños que mueren sin bautismo
    Comentario del padre Raniero Cantalamessa -predicador de la Casa Pontificia- a la liturgia del domingo de la Natividad de San Juan Bautista. Isaías 49, 1-6; Hechos 13, 22-26; Lucas 1, 57-66.80. Juan es su nombre En el espacio del XII domingo del Tiempo Ordinario, este año se celebra la Natividad…
  • Los católicos y la defensa de la vida humana
    Por la Conferencia Episcopal Española Puntos principales del documento Introducción: El Comité Episcopal para la Defensa de la Vida estaba persuadido de que la legislación en materia de aborto provocado viene a consentir una injustísima muerte de inocentes cuyas motivaciones principales son la comodidad, la ignorancia, la soledad y la…
  • Ampliada la definición del aborto
    A la luz de los nuevos fármacos y procedimientos quirúrgicos con respecto al aborto, de lo que sabemos acerca de la concepción y de las enseñanzas de la Iglesia Católica en lo referente a la santidad de la vida humana, surgió la pregunta de si "la definición legal que utiliza…
  • Aborto: Falacias y refutaciones a los argumentos de los "católicos" disidentes
    Aborto: Falacias y refutaciones ¿Cuál es la verdadera doctrina de la Iglesia Católica? Hay personas que se llaman "católicas" pero que no aceptan la doctrina de la Iglesia con respecto a la defensa de la vida humana ante el crimen del aborto e intentan confundir al pueblo católico sobre este…