You are here:Artículos y Documentos por Temas |Educación sexual|La postura de Human Life International sobre la educación sexual en las escuelas

La tríada diabólica y la educación sexual

Error
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 66
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 63
Viernes, 08 de Abril de 2011 20:55

La postura de Human Life International sobre la educación sexual en las escuelas

Human Life International está firmemente opuesta a la educación sexual en las escuelas. Si bien los niños necesitan una instrucción prudente sobre la biología y fisiología de la reproducción humana, ésta debe impartirse en el contexto de la totalidad del cuerpo humano. No debe ponerse más énfasis en el sistema reproductivo que en el sistema respiratorio, el nervioso o el digestivo. No es necesario repetir al estudiante la información sobre la reproducción durante los 12 años de escuela.

La sexualidad es una realidad compleja y multifacética —un misterio— en cuya comprensión entran en juego la teología, la filosofía, la biología, la fisiología, la sociología, la sicología, la genética y otras ciencias. La enseñanza del aspecto físico solamente, lo que es muy común hoy en día, trata una sola faceta, una pequeñísima parte de la realidad total y el misterio que es la sexualidad humana. El enfoque que toma en cuenta sólo el aspecto físico del sexo distorsiona la verdad y produce en nuestros hijos la impresión nefasta de que el placer físico es el principio que debe guiar el juicio sobre la moralidad del comportamiento sexual.

Los trágicos resultados de la educación sexual moderna, tramada por la Federación de Planificación de la Familia o su vástago, el Consejo de los Estados Unidos para la Información y la Educación Sexuales (SIECUS) son obvios. El informe del Senado de los Estados Unidos, Code Blue, señala los amargos frutos de la "revolución sexual" y de la educación sexual moderna, que comenzó en la década de los sesenta: un aumento del 600% del número de embarazos entre adolescentes, un incremento del 300% del número de suicidios de adolescentes, un aumento del 232% del número de homicidios cometidos por adolescentes y 400,000 abortos quirúrgicos practicados anualmente en niñas adolescentes.

Un error común es pensar que basta con tener conocimiento e información. Pero ni la mejor información sobre la sexualidad puede hacer a nadie casto; es necesario contener el poderoso apetito sexual con formación espiritual y práctica religiosa. El Papa Pío XI señaló que "en los jóvenes, las culpas contra las buenas costumbres son efecto no tanto de la ignorancia intelectual cuanto principalmente de la voluntad débil expuesta a las ocasiones y no sostenida por los medios de la Gracia". La mejor educación sexual que alguien puede recibir es vivir en un hogar con padres amorosos. La madre y el padre no necesitan decir nada que sea muy explícito sobre la sexualidad, como lo prueba el pasado; obviamente nuestros abuelos se las arreglaron muy bien. La castidad más bien se "contagia", no se enseña.

Además, los programas de educación sexual modernos casi siempre los instituyen las escuelas sin el consentimiento expreso de los padres. Inclusive cuando los padres se percatan de que se está impartiendo algún tipo de educación sexual, los administradores de las escuelas ocultan o distorsionan la verdadera naturaleza y el contenido de los cursos. Como barómetro para medir el contenido de estos cursos, hay que considerar lo que sucedió cuando un grupo de padres vigilantes publicó un anuncio en The Washington Times. El periódico, al publicar el anuncio, rehusó incluir algunas frases controversiales tomadas del programa por considerarlas demasiado explícitas sexualmente para su publicación en un periódico orientado a la familia.

Artículos y Documentos por Temas  » Educación sexual » La postura de Human Life International sobre la educación sexual en las escuelas

Más Artículos de Educación Sexual

Enlaces en Inglés:  Pro Life Movement and other Links



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia

Consecuencias del aborto

Enseñanzas de la Iglesia